Clan DLAN
15 de Diciembre de 2017
Actualmente tenemos 202 usuarios online.
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Elige el skin:




Escuchando a: The Carpenters

Hasta hace una semana, ésta era la mesa de mi PC.

Más o menos se pueden imaginar. el gabinete abajo a la derecha, el monitor arriba a la izquierda, y el resto desparramado por ahí.

Pero esa mesa tenía un inconveniente para la gente alta como muá. Uno no puede distenderse y estirar las patas por debajo de la mesa (o se arruga, o se sienta de coté) debido al estante de abajo del todo.
También, resultaba un poco baja.

Bueno, la cosa es que me dispuse a modificarla para que me resultara cómoda. Ya le había hecho pequeños cambios algunas veces, pero ésto iba más a fondo.
A continuación, el registro fotográfico de lo acontecido:


El orden visto en la otra foto duró aproximadamente 5 minutos.


Siempre surge algún inconveniente en el traslado de dispositivos.


El público expectante.


Sin el estante inferior, la mesa perdía firmeza.
Circunstancialmente pasó mi viejo, vió la cagada que me estaba mandando y me dijo "metéle un fierro adelante, con unas tuercas, así no se abre" y eso hice.



Aproveché y ya que estaba, para sostener el estante del gabinete usé una planchuela en vez de una madera (como había pensado en un principio).


La función principal de una rueda es girar. Sólo una cumplía esa condición, así que había que reemplazar las cuatro (esas son las viejas).


El resultado final, ya con las ruedas nuevas (más resistentes) y un par de estantes para compensar la superficie de apoyo perdida.


El público es un cruel jurado.


Y aquí el modelo en cumplimiento de sus funciones, con un comodísimo espacio en medio para estirar las patas a piacere.


Y un par de extras:

Imagen 1. Implemento sujetacables "noarrastresporelpisopedazodeporquería".
Imagen 2. Gancho de primera para auriculares de última.

Por supuesto, lo primero que hice para estrenar la mesa fue meterme a un sitio que visito a diario, aunque lo encontré algo cambiado.



Agregar a Memorias   Comentar